Ciencia de Datos en el Sector Turístico

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

El sector turístico sin duda fue uno de los más afectados durante la pandemia de COVID-19, impactando de manera particular a la economía del país. Debido a los bajos contagios que se han reportado en los últimos meses y a las campañas de vacunación, el sector turístico está pasando por un proceso de recuperación lento pero que promete completarse, pero ¿cómo ha transformado la pandemia al turismo en los últimos años? 

Realizamos un análisis, de las conversaciones en medios digitales, sobre el sector turístico tomando en cuenta el periodo de medición de enero 2020 a octubre 2021, para poder entender los diferentes puntos en los que se encontraba a lo largo de la pandemia y como es que poco a poco le iba afectando, haciendo énfasis en las búsquedas y preferencias de los viajeros durante esta época de COVID. 

Metrics - Análisis de comportamiento, Opinión pública, Sector turismo, Turismo

En 2019 el sector turístico estaba funcionando de manera normal y en algunos casos se encontraba en su punto más alto, por ejemplo, en vacaciones de verano hubo un aumento en la ocupación hotelera en Acapulco y para diciembre se estaban dando a conocer nuevos destinos y formas de viajar. Lamentablemente esto no duró, ya que en meses posteriores ya se estaba dando a conocer información sobre el virus y hubo una suspensión de vuelos a Asia entre septiembre y enero.

Evidentemente para Marzo, hubo una caída de búsquedas relacionadas con temas asociados al turismo tras el anuncio de contagio en México y aumentó la curva de contagios por COVID-19, la cuarentena estaba en su punto máximo, nadie pensaba en viajar y en muchos casos estaba prohibido cruzar fronteras, de hecho muchos viajeros se quedaron encerrados en países extranjeros debido a la grave situación. 

Finalmente entre julio y octubre del 2021, se muestra una tendencia de aumento en la demanda de conceptos relacionados con el sector turístico, los viajeros se empezaron a sentir más seguros para planear sus viajes nuevamente, esto gracias a las campañas de vacunación y que los hoteles estaban implementando las medidas de seguridad dictadas por el gobierno, como la sana distancia, el uso de cubrebocas y el gel antibacterial. 

El nuevo perfil del viajero 

Ver el interés de los viajeros por el sector turístico una vez más fue una buena noticia, pero no cabe duda de que la pandemia transformó nuestro estilo de vida y la forma de viajar no fue la excepción. El perfil del viajero no es el mismo si lo comparamos con el 2020, y es que las preferencias de los usuarios han cambiado, aunque los contagios han disminuido y las medidas de seguridad en su mayoría son una obligación, los usuarios aún no quieren tomar grandes riesgos a la hora de hacer un viaje. 

Metrics - Análisis de comportamiento, Opinión pública, Sector turismo, Turismo

En cuanto a medios de transporte, los usuarios han preferido el uso de automóviles al de un avión, se encontró un aumento del 7% comparado con el 2020. Los automóviles pueden resultar más seguros, ya que es muy probable que solo la familia o amigos viajen en el, evitando así gente desconocida en un espacio cerrado. Por esta misma razón, hay una preferencia por los destinos nacionales, los más populares entre los viajeros son: Cancún, Acapulco, Mérida, Cozumel, Mazatlán y Tulum. 

Hoy en día existe una diversidad de opciones cuando de hospedaje se trata, en 2020 los hoteles eran la opción número uno de los usuarios, aunque cabe decir que Airbnb estaba bastante metido en la competencia. Hoy la gente está prefiriendo el hospedaje en hoteles sobre Airbnb o Lofts, por cuestiones de seguridad, ya que como mencionamos antes, es en estos lugares en donde los protocolos de seguridad se están siguiendo al pie de la letra, por lo que los viajeros no toman riesgos. 

La gente que está más abierta a empezar a viajar de nuevo son las familias, hubo un aumento de búsquedas de viajes familiares del 10%, por su parte los viajes con amigos disminuyeron 6% respecto al año anterior y los viajes en pareja un 4%. De nuevo podemos ver como la seguridad es la mayor prioridad de los viajeros, ya que hacer un viaje en familia significa hacerlo con gente cercana, en un grupo pequeño, para evitar preocupaciones de contagios de personas que no viven juntos o que no se ven de manera frecuente. 

Es claro que el sector turístico se está reactivando y que los viajeros están cada vez más dispuestos a conocer diferentes destinos. Pero es de suma importancia que el sector vea cuales son las necesidades y preferencias de los usuarios, para así poder darles las opciones que están dispuestos a tomar dentro de las circunstancias en las que todavía nos encontramos, porque la gente siempre va a priorizar su salud sobre todo lo demás.

Los viajes familiares, con destinos nacionales y alojamiento en hoteles son  definitivamente la opción más viable en estos momentos, y el sector turístico debe ver esta oportunidad y aprovecharla si es que quiere volver a ser lo que era antes del COVID-19. 

Si quieres consultar más análisis como este, haz clic en el siguiente enlace